¿Conoces los cortes de la carne de vacuno? (II)

943 46 23 84
¿Conoces los cortes de la carne de vacuno? (II)

Continuamos en esta nueva entrada del blog de nuestro restaurante típico de Donostia con uno de los temas que hemos iniciado hace unas semanas, los diferentes cortes de la carne de vacuno. Los lomos son algunas de las piezas más apreciadas. El lomo alto es una carne limpia, jugosa y tierna que une la aguja con la quinta o la séptima costilla; el entrecot, que se encuentra entre las costillas, es muy valorado. Sirve para hacer el roast-beef con el corte deshuesado. Se puede hacer a la plancha, la brasa o a la parrilla. La parte trasera del lomo es el lomo bajo, muy jugoso y tierno, que da unas costillas cortas.

El solomillo es, probablemente, el corte más valorado. Está situado en la cara interna del lomo bajo y se puede dividir en cabeza, centro y punta. De la última se hace el filet mignon, con los filetes del centro se elabora el tournedó y de la cabeza se hace el chateaubriand. Se puede preparar tanto a la plancha como a la parrilla o frito. Eso sí, no se recomienda un asado prolongado.

Muy buen sabor tiene el costillar, los huesos cartilaginosos que cuentan con parte de la carne de la falda. Sirve para elaborar el churrasco. La aleta, situada en la cavidad torácica y apoyada en el esternón, es una carne dura y seca que requiere de una cocción prolongada y que se puede rellenar para hacerla más jugosa.

Muchos de estos cortes los puedes probar en nuestro restaurante típico de Donostia, en el que ofrecemos unos platos de gran calidad, tanto de carne como de pescado y otros ingredientes.

En Restaurante Lanziego preparamos una combinación de la cocina tradicional y la cocina de autor en la que el producto tiene el máximo protagonismo.


haz clic para copiar mailmail copiado