Por qué las Gildas se llaman Gildas

943 46 23 84
Por qué las Gildas se llaman Gildas

Los pinchos son uno de los elementos más característicos en los bares y restaurantes del País Vasco. Cada uno de ellos trata de sorprender a la  clientela con los bocados más exquisitos. Por eso, en nuestro restaurante típico de Donostia, nos planteamos el reto de sorprender a nuestros clientes con pequeñas delicias con las que acompañar su aperitivo preferido.

Son casi infinitas las variedades de pequeños bocados que se pueden preparar utilizando todo tipo de ingredientes pero si hubiera que elegir el
pintxo más emblemático para ofrecer a los clientes de un restaurante típico de Donostia no podría ser otro que una Gilda. Un pincho con nombre propio, aparentemente muy sencillo de preparar, y cuya popularidad se ha extendido por todos los rincones, incluso, más allá de nuestra querida ciudad.

Cuentan que la invención de la Gilda no fue obra de ningún maestro cocinero sino de uno de los clientes de un bar de San Sebastián. Este bar, allá por los años 40, solía ofrecer a los paisanos que allí se reunían alrededor de los porrones, bandejas con aceitunas, unas veces, piparras  otras y, algo más esporádicamente anchoas del Cantábrico cercano. Quiso este parroquiano, un día que se ofrecían las tres bandejas, ensartar en un palillo una aceituna, una anchoa y una piparra y llevársela a la boca.

El resultado: una banderilla deliciosa, picante y ligeramente salada. “Como Gilda”, añadió en alusión a la celebérrima película que acababa de estrenarse en los cines. Inmediatamente, los parroquianos comenzaros a preparar sus propias Gildas y aquél bar de San Sebastián comenzó a prepararlas en su cocina.

En el Restaurante Lanziego puedes disfrutar de gran cantidad de genuinos pintxos y, cómo no, también de unas deliciosas Gildas. 

haz clic para copiar mailmail copiado